Acciones básicas con los cactus: el injerto

Para realizar esta complicada técnica se requieren dos pies, uno del que se obtiene el injerto -un fragmento del tallo- y otro, el portainjertos o patrón, sobre el que se injerta. Gracias a este método se consigue que los ejemplares injertados crezcan a mayor velocidad que si estuvieran directamente en el suelo, se salvan cactus enfermos que no podrían vivir sobre sus propias raíces y, finalmente, permite el cultivo de formas que no existen en la naturaleza como algunas variedades sin clorofila.

¿Cuándo realizar un injerto? Conviene efectuar los injertos entre finales de abril y septiembre, cuando no hay riesgo de bajas temperaturas y las plantas están cargadas de savia. Mantenga los ejemplares injertados en un lugar protegido de los rayos directos del sol durante algunas semanas antes de colocarlos en su emplazamiento definitivo.

Etapas del injerto

En el injerto plano, el más frecuente, tanto el injerto como el portainjertos se seccionan horizontalmente. Si el injerto es muy delgado, es más adecuado un injerto de empalme, en el que ambos pies se cortan en diagonal para aumentar la superficie. Por último, si la superficie de corte es muy pequeña (por ejemplo, en el género Epiphyllum), se recomienda el injerto de hendidura, en el que se realiza un corte en forma de V en el patrón y se afila el injerto para introducirlo en la hendidura. 

Injertos - Cactus y otras plantas crasas - Larousse colección jardinería

  1. Prepare el patrón. Realice un corte plano en el ápice del tallo que soportará el injerto. Redondee el borde de corte.
  2. Prepare el injerto. Corte el extremo superior de la planta a injertar.
  3. Injerte sobre el patrón. Una vez preparados el portainjerto y el injerto, únalos evitando que entre ellos queden cuerpos extraños (partículas de tierra, espinas…) ni se formen burbujas de aire. Procure que ambas partes coincidan lo máximo posible.
  4. Sujete el injerto. Para evitar que ambos se separen, sujételos mediante una goma elástica. Sitúe la planta injertada en un lugar cálido a la sombra y procúrele algo de humedad ambiental. Transcurridos unos 15 días, puede retirar la goma elástica y colocar la planta injertada a pleno sol; ya puede resisitir un ambiente más seco.

Cactus y otras plantas crasas - Larousse - Colección jardineríaEncontrarás toda la información en Cactus y otras plantas crasas, una guía totalmente ilustrada, en la que la información se presenta en forma de fichas, con abundantes trucos y consejos. Con 8 acciones básicas, 9 actividades anuales, información sobre 37 géneros de cactus y 15 géneros de otras plantas crasas.

En la colección jardinería fácil encontrarás también Bonsáis, Huerto, Huerto en macetas, Huerto urbano, Pequeños jardines zen, ¡entre otros muchos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *