Consejos para limpiar el biberón

Es muy importante realizar una limpieza correcta y totalmente desinfectante del biberón. Si tienes alguna duda, sigue esto pasos:

En primer lugar, desmonta el biberón totalmente y limpia cada parte, una a una. Por un lado, frota la tetina con las manos bajo el grifo, primero por fuera y luego dentro, después de darle la vuelta.

En cuanto al frasco, utiliza una escobilla que permita frotar su interior para que no queden restos de leche. La escobilla también se debe utilizar para frotar por donde ha pasado la leche y la tapa. Esta operación se debe realizar meticulosamente.

Aunque se puede utilizar el lavavajillas, no es indispensable. Simplemente es suficiente con enjuagarlo con agua. El enjuague debe ser más meticuloso si se utiliza jabón.

Una vez estén limpios todos los componentes, déjalos secar boca abajo.

También se puede preparar el siguiente biberón llenándolo con el agua necesaria sin añadir todavía la leche en polvo y dejarlo a temperatura ambiente bien cerrado. De este modos, cuando el bebé tenga hambre unas horas después, solo tendrás que añadir la leche en polvo y, en unos segundos, el biberón estará listo.

Fuente: Ñam-ñam. Mi bebé come bien | Imagen: Larousse de los Padres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *