Ensalada de contrastes

Preparación: 25 minutos
Cocción: 5 minutos

Ingredientes para 4 personas
200 g de queso idiazábal ahumado
4 hojas de pasta brick
½ escarola
24 tomatitos mini
1 granada
4 rabanitos
25 g de dulce de membrillo
50 g de jamón serrano en lonchas finas
1 cucharada sopera de aceite de oliva

Para la vinagreta
4 cucharadas soperas de aceite de oliva
1 cucharada sopera de vinagre de Módena
1 cucharadita de mostaza
sal

1. Corta el queso idiazábal en 8 trozos. Corta las hojas de pasta brick en cuadrados de 12 cm de lado. Coloca un trozo de queso sobre cada cuadrado de pasta y envuélvelos como si fueran caramelos.

2. Lava las hojas de escarola, escúrrelas, trocéalas y mézclalas en una ensaladera con los daditos de membrillo, los rabanitos cortados y la granada desgranada. Añade el jamón serrano cortado en pequeñas tiras y los tomatitos mini.

3. Para la vinagreta, bate en un cuenco la mostaza con el vinagre y agrega el aceite y una pizca de sal. Aliña la ensalada, mezcla bien y repártela en los platos de servicio o en una ensaladera grande.

4. Unta los paquetitos de queso con el aceite, colócalos sobre una fuente refractaria y cuécelos, en el horno precalentado a 220 °C, durante 3-5 minutos, o hasta que estén dorados. Disponlos sobre la ensalada y sirve enseguida.

Consejo
En lugar de idiazábal puedes utilizar otros quesos, como manchego tierno, gruyer, emmental o algún queso de cabra que se funda ligeramente con el calor.

Fuente: Descubrir, disfrutar y degustar el Bosque | Imagen: Shutterstock.com

One thought

  1. Pingback: Vanessa Smith

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *