Flores de calabacín rellenas con mozzarella y anchoas

Preparación: 20 minutos
Cocción: 5 minutos

Ingredientes para 4 personas
12 flores de calabacín grandes
2 huevos
4 cucharadas de harina
1 vaso de cerveza
100 g de mozzarella
3 filetes de anchoa en aceite
1 taza de aceite de oliva
sal

Preparación
1. Limpia las flores de calabacín. Para ello, elimina los pistilos, limpia el interior con la punta de un trapo húmedo y deja que se sequen unos minutos sobre un papel de cocina absorbente. Evita lavarlas directamente bajo el grifo porque los pétalos pierden consistencia con el agua y se reblandecen.

2. Corta la mozzarella en dados muy pequeños y déjalos escurrir en un colador durante 10 minutos. Escurre bien los filetes de anchoa y corta cada uno de ellos en cuatro trozos.

3. Casca los huevos en un cuenco y bátelos ligeramente con una pizca de sal. Incorpora poco a poco la harina tamizada y la cerveza y sigue batiendo hasta que obtengas una masa de rebozar lisa y homogénea.

4. Rellena las flores de calabacín con los daditos de mozzarella y un trocito de anchoa. Cierra la abertura colocando los pétalos hacia dentro y pásalas de una en una por la masa de rebozar. Fríelas por tandas en una sartén con el aceite caliente hasta que se hayan dorado uniformemente.

5. Déjalas escurrir sobre papel de cocina absorbente para que pierdan el exceso de aceite, sálalas muy ligeramente y sírvelas enseguida, bien calientes.

El sabor de las flores es muy delicado. Por ello, como las anchoas son saladas, hay que ser muy cuidadoso con el punto de sal.

Fuente: Descubrir, disfrutar y degustar el Huerto | Imagen: Shutterstock.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *