Jardín anticrisis: consigue esquejes de tu planta y multiplícala

Jardín Anticrisis¡A partir de una planta, se pueden obtener dos, tres o incluso cuatro! La multiplicación por esquejes es muy fácil en la mayoría de arbustos decorativos y setos, así como en el caso de las plantas vivaces. El acodo se aplica en arbustos de tallos blandos. Para obtener recompensa, basta con seguir estas sencillas técnicas y tener un poco de paciencia.

El esqueje consiste en cortar una parte de una planta y ponerla en las condiciones necesarias para que las raíces se desarrollen y nazca una nueva planta.

¿Qué ventajas tiene?

Algunas plantas arbustivas o vivaces degeneran con bastante rapidez cuando tienen un crecimiento rápido y una larga floración. Multiplicarlas mediante esquejes permite renovar las plantaciones cada 2 o 3 años sin tener que comprarlas en el comercio. Además cada vez más, los vegetales se ven sometidos a azares climáticos que sorprenden por su fuerza (viento), su rigor (hielo) o su alternancía brutal (calor-frío), hecho que puede acabar con ellos. Al reproducir sistemáticamente las plantas mediante esquejes, dispondrá de una reserva en caso de necesidad. 

¿Cómo obtener esquejes?

En el caso de plantas aromáticas, como el tomillo y el romero, los esquejes se obtienen en primavera, en mayo. Corta trozos de unos 10 cm de tallos jóvenes y replántalos en una mezcla de tierra aligerada con arena o bien en tierra ligera y bien drenada, y colócalos en un lugar protegido del jardín.

En las plantas vivaces, los esquejes se obtienen a principios de primavera, a partir de tallos jóvenes flexibles y no floríferos. Se denominan esquejes herbáceos. Corta trozos de 10 a 15 cm, retira las hojas de la parte inferior, vuelve a cortar la base en bisel y entiérralos hasta aproximadamente la mitad en una mezcla de 2/3 de arena y 1/3 de mantillo. Coloca los esquejes en un invernadero sobre una cama caliente (que se obtiene gracias a la fermentación de estiércol cubierto de tierra o de mantillo) o bien consérvalos a 15-16 ºC en un balcón o en un garaje luminoso, cubriendo las macetas con un plástico perforado. Mantén la humedad del sustrato y en junio trasplanta los esquejes a su ubicación definitiva. El primer invierno protege las plantas de las heladas.

Encontrarás mucha más información en Jardín Anticrisis, 101 trucos de jardinería sin gastar demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *