Larousse presenta un libro inclasificable… y peligroso

El escritor Juan Tallón disecciona 100 títulos imprescindibles

En su paseo por 2000 años de literatura, Juan Tallón ha escrito un libro que ni él mismo sabe en qué genero clasificar, pero eso es lo de menos. Los lectores van a disfrutar de la particular visión que este joven autor tiene de un centenar de títulos que son de “obligada lectura”, por las más variadas razones. Este índice comentado  de “libros peligrosos” que publica Larousse Editorial alberga en su seno novelas, cuentos, poemas, ensayos, tratados de filosofía y “artefactos literarios” tan sugestivos como el volumen que los cobija. 

Ningún estilo, autor o época le son ajenos a Tallón: los Crímenes ejemplares de Max Aub y El mejor de los mundos de Quim Monzó, la monumental 2666 de Bolaño o los condensados relatos de las Ficciones de Borges, clásicos de la literatura hispana como Cien años de soledad, Conversación en La Catedral o Pedro Páramo se alternan con El guardián en el centeno, Trilogía USA, La señora Dalloway, El hombre sin atributos o Bella del Señor. En este viaje apasionante también aparecen Parménides, Kant o Wittgenstein, y el relato avanza suavemente, relacionando a Giovanni Papini con Martin Amis, a D.H Lawrence con Gay Talese, a Bret Easton Ellis con Mario Levrero o a Georges Perec con Flaubert sin que se vean las costuras.

Tallón gusta de la frase rotunda y es un maestro en el uso de las citas. Desde la primera página atrapa al lector, que devora atónito, sin posibilidad de relajo, su prosa cargada de ironía y humorismos. Al describir la huella de sus lecturas abre infinitas posibilidades a los que se aventuran en su libro y, como él mismo dice a propósito de Faulkner, pone en la pista a sus lectores “de los huertos más bellos a los que ir a robar fruta en verano”. Son todos “libros peligrosos” por lo que tienen de adictivos, placenteros, desconcertantes, imprescindibles, subyugadores… como el propio Tallón.

Junto al lanzamiento de esta obra, Larousse Editorial anuncia también sendos títulos de dos autores destacados que ofrecen un ramillete de sugerencias personales de sus respectivos ámbitos artísticos: el músico Jaime Urrutia rememora un amplio catálogo de “canciones para enmarcar” y el crítico cinematográfico Javier Tolentino aborda con pasión “el cine que le importa”.

 

Libros peligrosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *