¿Qué podemos hacer para que nuestro bebé concilie el sueño?

COBERTA_SUEÑO_BB_COMPLETA_FINAL_T_ALTA¿Qué podemos hacer para que nuestro bebé concilie el sueño fácilmente?
¿Es mejor que nuestro bebé duerma con nosotros o en su propia habitación?
¿Es obligatorio acostar al niño siempre a la misma hora?
¿Podemos dejar solo a un bebé que esté durmiendo?

En la fase de adormecimiento está en juego todo o casi todo. Por lo tanto, es importante establecer un ritual a la hora de acostar al bebé desde sus primeros meses de vida. Poco a poco, el pequeño irá conociendo todas las etapas del ritual que lo lleva al adormecimiento.

El ritual suele comenzar por el baño al final de la tarde. El agua caliente provoca cierto estado de relajación en el bebé, que luego «cena» un biberón o el pecho con el pijama puesto. Unos mimitos más y ha llegado la hora de acostarse. El cambio de pañal y la introducción en el saquito de dormir han de hacerse en una habitación con poca luz y con gestos suaves.

Cuanta más tranquilidad y dulzura sienta el niño en los momentos previos a la hora de acostarse, con mayor facilidad se dormirá. De hecho, los juegos, las cosquillas y el jaleo le provocarán un estado de excitación y de nerviosismo que el pequeño no podrá calmar con facilidad, aunque esté cansado y tenga ganas de dormir.

Antes de expresarse con palabras, el bebé muestra su cansancio y sus ganas de dormir a través de su cuerpo. Deja de jugar, se encoge en la silla, tiene la mirada perdida, bosteza de vez en cuando y más que llorar, gime.

El niño dormirá mejor cuantas más experiencias haya vivido durante el día, sobre todo si lo han sacado de paseo y después, cuando ya camine, si ha estado jugando al aire libre.

Puedes hacer algunas cosas para ayudar a tu hijo a conciliar el sueño, pero tendrás que evitar otras si también quieres dormir tú. Por ejemplo, no duermas al niño paseándolo en brazos ni en el cochecito, ni tampoco en tu cama. Si el bebé se acostumbra a estos rituales, le resultarán indispensables para dormirse o recuperar el sueño a cualquier hora de la noche. Y no te quedará otra elección que enseñar al bebé a que se duerma solo.

Este manual recoge todo tipo de situaciones relacionadas con el sueño de los bebés desde el momento del nacimiento hasta los 6 años. El uso (recomendado o no) del chupete para dormir, la rutina de la siesta, los peluches, los sueños infantiles y los terrores nocturnos, las alteraciones de horarios, la enuresis… son sólo algunos de los muchos asuntos que aborda este manual, concebido para ayudar a los padres.

Más información en El sueño del bebé. 50 preguntas con respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *