Arte viajero o las historias escondidas tras las obras de arte

El arte viaja, y no siempre por gusto. Lienzos, esculturas, hasta monasterios enteros, han cruzados mares o cordilleras, han sufrido los avatares de la Historia y han ido pasando de mano en mano, lejos del lugar para el que fueron concebidos, a miles de kilómetros de los ojos para los que fueron creados.

Un libro del profesor universitario Federico García Serrano, publicado por Larousse Editorial, aborda las vicisitudes de obras emblemáticas y de otras mucho menos conocidas, todas ellas objeto de robos o expolios. Con el ritmo de una novela de intriga, a partir de una ingente documentación y apoyado por cientos de imágenes (algunas muy poco divulgadas), este trabajo ofrece un original paseo por la Historia del arte, en lo que es también un singular acercamiento a la sociedad, la economía o la política de los últimos siglos.

«Robos, expolios y otras anécdotas del arte viajero» es una reflexión personal y subjetiva acerca del viaje en el tiempo de algunas obras, explicada con la pasión de quien sabe muchas historias y las quiere compartir. Hay verdaderos hallazgos, como el del padre que recuperó la pista de un cuadro perdido durante décadas mientras veía una película de animación con su hija; no faltan episodios célebres, como el acuchillamiento de La Venus del espejo a cargo de una sufragista. Y aparecen nombres míticos, como el del multimillonario Archer Huntington y su encargo a Sorolla de las grandes telas para la Hispanic Society.

Para ver páginas interiores, puedes acceder a este enlace.

Robos, expolios y otras anécdotas del arte viajero - Larousse Editorial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *