“Inglés en familia” no es un método de inglés

Inglés en familia no es un método de inglés. Tampoco es un cuaderno para repasar las lecciones hechas en clase. Ni unos libros que proponen ejercicios gramaticales o vocabulario para memorizar. ¿Entonces qué son?

Son una herramienta que puede ayudar a practicar en casa, en familia, algunas expresiones inglesas de la vida familiar en sus momentos más emocionantes. La idea es que se practique como si fuera un juego, en algunos momentos tranquilos, para aprender de forma automática y que puedan decirse como los nativos: como toca y cuando toca. Algunas de las expresiones las habréis estudiado en clase, otras no, pero no importa. Mediante estos libros se ven en un entorno familiar, en situaciones muy típicas que seguramente ocurren a menudo.

Las expresiones inglesas relativas a las emociones, sensaciones, sentimientos y percepciones (enfado, miedo, amor, hambre…) son muy importantes para poder interactuar en un entorno nativo, pero a menudo no las conocemos o no las hemos practicado lo suficiente como para que nos salgan solas sin tener que pensar. Y a veces eso es crucial: ¿os imagináis necesitar ayuda urgente y no saber cómo se pide? Para que no ocurra esto, Inglés en familia te anima a repetirlas cada vez que uno se encuentra en esa situación… Incluso puede ayudar a darle un toque de humor y quitar hierro a momentos críticos o a subrayar los instantes felices de la vida familiar. Como si recurriera a un código secreto compartido solo con la familia.

Así que esta obra no es como un libro de clase de inglés, pero se complementa con él. Para que el inglés no sea ese-rollo-de-los-verbos-irregulares sino una lengua en la que se puede compartir momentos divertidos o íntimos. Si veis que es fácil y hasta entretenido, seguro que aprenderla os apetecerá mucho más.

Inglés en familia

Cómo usar estos libros

La idea es ayudar a aprovechar algunos momentos en familia para realizar una inmersión puntual en inglés con el objetivo de que niños y mayores adquiráis el hábito de comunicaros en esta lengua en vuestros intercambios íntimos, como complemento de lo que aprendáis o hayáis aprendido en la escuela, en academias o en clases extraescolares.

En estos libros las familias encontrarán expresiones típicas, reales y usuales en situaciones típicas de la vida familiar y un vocabulario básico relativo al entorno en el que se producen, dirigidos a interactuar en inglés entre vosotros de una manera muy sencilla, por medio del juego y la repetición cotidiana como método de aprendizaje. Se trata de que con ello el inglés se integre poco a poco dentro de la vida de las familias y cree un entrono de complicidad y colaboración que dé confianza a la hora de enfrentarse a situaciones reales en las que haya que usar el inglés.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *