Las pensadoras feministas se arremangan

Hay muchas feministas en este libro, algunas de las más brillantes de todos los tiempos, que pueden ayudarnos a las mujeres, pero también a los lectores masculinos, a tener respuesta para preguntas que, de tan cotidianas, no parecen objeto de reflexiones elevadas. ¿Por qué me asusta salir a la calle?, ¿qué tienen de malo los rollos de una noche?, ¿por qué no puedo decirle a mi pareja que finjo?, mi jefe insiste en que lleve tacones al trabajo, ¿es legal?…

En este libro hay dudas recurrentes, hay auténticas provocaciones, hay cuestiones que aparecen con frecuencia en los medios de comunicación, esas que encienden debates en las redes sociales… Y hay también un poso de denuncia, porque, después de varias oleadas de feminismo, las mujeres seguimos enfrentándonos a las mismas dudas de siempre. De una manera franca, exponiendo sin tabúes asuntos relacionados con el trabajo, el sexo o las tareas del hogar, grandes pensadoras de todos los tiempos pueden echarnos una mano para afrontar el día a día.

Simone de Beauvoir, Clara Campoamor, Mary Wollstonecraft, Kate Millett o Amelia Valcárcel son algunas de las voces que recoge este libro publicado por Larousse Editorial, en la estela de otros títulos que a través de los argumentos de pensadores como Freud, Nietzsche y Marx ayudan a comprender conceptos psicológicos, filosóficos o políticos que viven con nosotros sin que nos demos cuenta.

Es una fórmula muy en boga, la de buscar ayuda en mentes privilegiadas a problemas que parecen menores. Es otra manera de revisar el pensamiento de los últimos siglos, con un tono desenfadado y una buena dosis de humor que hacen más inteligible y cercano lo que parecían lecciones de esas que había que aprender en el bachillerato.

Qué haría Beauvoir - Larousse

¿Por qué me pagan menos que a él por hacer el mismo trabajo? ¿La tecnología es sexista? ¿Por qué siempre me siento gorda? ¿Mi novio puede ser feminista?… son preguntas a las que dan respuesta esas feministas que hay ahí fuera, esperando ser atendidas. Y para muestra, aquí hay unas páginas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *