Pero, ¿qué es el lettering?

Lettering - Iván Castro LarousseLa tipografía es un lenguaje que siempre nos ha rodeado. Desde los números del despertador que nos suena por las mañanas hasta el logotipo de la pasta de dientes que usamos antes de
ir a dormir, nos pasamos todo el día recibiendo centenares de mensajes tipográficos.

Estas unidades de comunicación, más allá del mensaje textual que nos están haciendo llegar, tienen unas cualidades formales que nos proporcionan información a otros niveles. Hagamos un símil fácil de entender. Cuando hablamos, tenemos un timbre de voz particular y, además, aplicamos cierta inflexión sobre las palabras que pronunciamos para dotarlas del carácter apropiado. Por ejemplo, no empleamos el mismo tono para dedicarle a alguien unas palabras cariñosas que para enviarle a hacer puñetas. En cada caso usaremos un acento, un volumen y una velocidad diferente, para acompañar la intención del mensaje que estamos emitiendo. A la hora de componer un mensaje con tipografía, ocurre lo mismo: seguro que podemos imaginar la letra delicada con la que escribiríamos un susurro cariñoso o la tipografía gruesa y pesada con la que componer el más ofensivo de los insultos.

Por tanto, la idea de escoger un estilo de letra apropiado para que el mensaje sea lo más efectivo posible parece evidente. En comunicación visual (diseño gráfico y publicidad, principalmente) el lenguaje tipográfico se usa de una manera retórica y en ocasiones hasta poética. Alguien que se dedique al diseño de manera profesional conoce el medio y tiene las herramientas necesarias para que quien reciba el mensaje tenga unas sensaciones determinadas al leerlo, y el abanico de tipografías disponibles para ello es infinito. Diariamente las fundiciones publican nuevas tipografías, que se añaden a sus amplios catálogos.

En ocasiones pasa que, por las limitaciones técnicas de la tipografía (hablaremos de ello enseguida), quizá no encontremos ningún tipo específico que se ajuste a nuestras necesidades, ya sea porque tenemos en mente un estilo de letra muy concreto que no somos capaces de
encontrar, o bien porque necesitamos que tenga unas cualidades más cálidas y dinámicas de las que la tipografía digital nos ofrece. Y de la misma forma que, si no encontramos un traje que nos quede bien, acudimos a un sastre para encargar uno a medida, en este caso toca encargar el texto, sea un logotipo, un titular o lo que necesitemos, a un especialista en lettering.

Lettering, caligrafía, sign painting, hand drawn type, rotulación, rotulismo, letrismo, fuentes, tipografías script, brush lettering… últimamente vemos muchas veces estos términos, algunos muy 2.0, usados indiscriminadamente para hablar de una disciplina que consiste en, resumiendo mucho, dibujar (o escribir) letras. Creo que para empezar a hablar de ello, deberíamos tener más o menos claro qué quiere decir cada término.

Caligrafía, lettering y tipografía

Lettering Iván Castro larousseLa forma de la letra se puede abordar desde varios puntos de vista, en función de la técnica y el proceso que apliquemos y la intención que tengamos. Aunque como veremos más tarde todo esto se puede complicar y subdividir todo lo que queramos, comúnmente podemos hablar de las siguientes disciplinas: caligrafía, lettering y tipografía.

La caligrafía consiste en construir signos alfabéticos usando una herramienta de escritura y realizando cada parte de la letra con un solo trazo. Generalmente los calígrafos partimos de modelos de letra establecidos, aunque muchas veces nos los llevamos a nuestro terreno,
reinterpretándolos para crear nuevos estilos más personales. La relación entre el cerebro, la mano, la herramienta y el papel es muy directa, y da como resultado una mancha caligráfica única y espontánea. Simplificando mucho, asociamos la caligrafía al acto de escribir.

Cuando hablamos de lettering (o rotulación si no queremos usar un anglicismo), a pesar de que generalmente también se trabaja de manera manual, el punto de vista es diferente. Trabajaremos la letra según su contorno y usando una herramienta de dibujo (que puede
ir desde un lápiz a un ordenador), con tantos trazos como necesitemos para conseguir la forma que tenemos en mente. El enfoque es diferente: si bien la caligrafía se basa en una técnica manual, podemos decir que el lettering es un proceso más mental. Se trata de tomar decisiones que aplicaremos a unas formas de letras sobre las que tenemos un control total, tanto en su forma como en el acabado. Podemos pensar en que estamos dibujando letras, y no escribiéndolas.

A pesar de sus diferencias, un trabajo caligráfico y uno de lettering tienen en común varios factores; principalmente se llevan a cabo para un cometido concreto y como un conjunto indivisible. Es decir, si yo escribo una frase en caligrafía para una campaña publicitaria, nadie usará esas palabras o letras por separado en otro contexto.

Lettering a tope - LarousseEn cambio, la tipografía tiene una intención que va más en ese sentido. Una tipografía es un sistema de símbolos alfabéticos realizada por un diseñador de tipos que otra persona puede usar en un proyecto gráfico bajo su propio criterio. Aunque actualmente las fuentes digitales son el estándar en tipografía, históricamente tenemos otros formatos como la tipografía de plomo o madera, que actualmente se están recuperando, o sistemas más oscuros como la fotocomposición, la monotipia o la fantástica linotipia. Todos tienen en común que las formas ya están diseñadas cuando llegan a manos del usuario final.

Este texto ha sido extraído del libro Lettering a tope de Iván Castro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *